Colombia

HISTORIA

Por más de cinco décadas, Colombia ha sufrido del conflicto armado interno por cuenta de los enfrentamientos entre el Ejército Nacional y grupos armados al margen de la ley. Los Artefactos Explosivos Improvisados (AEI), clasificados como Minas Antipersonal (MAP) en el país han sido instalados en áreas rurales, afectando y generando bloqueo de recursos para las comunidades locales. Colombia es uno de los países con mayor afectación por minas antipersonal a nivel mundial. Con base en las estadísticas más recientes (2014) de Landmine Monitor, Colombia arrojó un total de 268 víctimas de 3.678 registradas alrededor del mundo, situación que la coloca en el segundo lugar después de Afganistán. De acuerdo con los registros del IMSMA (Sistema de Información oficial de DAICMA, la Autoridad Nacional de Acción contra Minas), desde 1990 hasta el 31 de mayo de 2016 se han registrado 11.426 víctimas por artefactos explosivos, donde aproximadamente el 40% corresponde a civiles.

PROBLEMÁTICA

En 2014, Colombia registró 6 millones de desplazados internos, quedando también de segundo lugar después de Siria. El conflicto armado ha generado como consecuencia que alrededor del 12% de su población se haya desplazado.

Las minas antipersonal continúan teniendo un efecto enorme en la población civil, generando incidentes y accidentes, impidiendo el desarrollo regional (agricultura, ganadería, proyectos productivos, etc.) y afectando su calidad de vida. El desminado es un eje fundamental para la implementación de los programas de Gobierno y el acceso a servicios públicos por parte de las comunidades rurales. En consecuencia, esta labor facilita la regeneración del tejido social y de los territorios, genera condiciones seguras para el retorno y permite que la vida vuelva a la normalidad. Por lo tanto, es necesario que más áreas sean asignadas para el desminado con el fin de promover el desarrollo de las comunidades y evitar más incidentes.

SOLUCIÓN

Desde 2009 HALO instaló sus oficinas en Colombia y a partir de septiembre de 2013 inició las operaciones de limpieza comprometida con “sacar las minas de la tierra, para siempre”. En estos momentos tenemos operaciones en los departamentos de Antioquia (la región con más número de víctimas por minas antipersonal), Meta y Tolima.

Con la nueva asignación de municipios por parte de la Dirección para la Acción Integral Contra Minas Antipersonal (DAICMA), HALO expandirá sus operaciones a los departamentos de Cauca, Valle del Cauca, Nariño y Putumayo.

Hasta finales de septiembre de 2017, HALO Colombia ha despejado 109 campos minados (457.599m2), destruyendo más de 350 minas en el proceso. Los equipos de Estudio No Técnico (ENT) han cancelado 304 eventos IMSMA, los cuales pueden ser consideradas como seguras para la restitución de tierras, el retorno de población desplazada y la implementación de programas desarrollo. Estas actividades han beneficiado directamente e indirectamente a 12,117 personas.

FUTURO

Gracias al gran apoyo de nuestros donantes – Alemania, Canadá, Estados Unidos, Italia, Japón, Noruega, Países Bajos, Reino Unido, Suiza, Nueva Zelanda, la Unión Europea y Naciones Unidas; HALO ha tenido un impacto claro y positivo en las áreas de operaciones.